martes, 8 de marzo de 2011

A veces...


A veces quisiera no tener corazón
Que todas esas tardes de soledad
Y el dolor fueran para mi
La savia de la vida.

A veces quisiera no tener corazón
Así la ausencia seria menos
El desprecio un cumplido
Y la indiferencia un valor.

A veces quisiera.....
Pero no puedo
Si tan solo un poquito
Quizás un ventrículo
Y así ya no me importe tanto
Tu lejanía.

A veces quisiera no tener corazón
Vivir de mi,
y al hablarme me conteste
una dulce voz que me invite a soñar
en un atardecer
en un guiño
en una palabra que cambie
por completo mi sentir
y me haga entender
que aunque no tenga corazón....
el tuyo me estará llamando,
susurrando,
venciendo todo este malestar
enseñándome que aunque lejos
tu mirada prendida esta a mi.
Pero..... necio soy
Y la paranoia de no tener corazón
Solo tu...

Mi Almita
Me la quitaras por fin.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo me sigo preguntando exactamente en dónde esta...casi siempre requerimos de alguien más que nos ayude a encontrarlo pero dentro de uno mismo y a partir de ahí, continuar juntos. Me gusta. Saludos de Morelia!

diana dijo...

El a veces quisiera, se queda como la lista de deseos, siempre preguntandose cuales se cumpliran y cuales nos pertenecen.